lunes, 16 de noviembre de 2015

Alzhéimer

La enfermedad de Alzhéimer es un desorden progresivo, degenerativo e irreversible del cerebro que causa la debilitación, la desorientación y una eventual  muerte intelectual.
Las características de la enfermedad  las definía el neurólogo alemán Aloís Alzhéimer en 1907, al describir  los síntomas que presentaba una mujer de 48 años con graves problemas de memoria, así como las características neuropatológica de la enfermedad que pasó a denominarse de Alzhéimer.
Alzhéimer indicaba que la enfermedad comienza insidiosa, con debilidad, dolores de cabeza, vértigos, insomnio suave, irritabilidad y pérdida severa de memoria.  Observaba que los pacientes se quejaban amargamente de sus síntomas, que la enfermedad se asociaba ocasionalmente a un ataque apopléjico repentino, seguido por hemiplejia. Que la pérdida progresiva de memoria y de la mente aparece más adelante, con los cambios repentinos del humor, fluctuando entre la euforia suave y el hypchondriasis exagerado. La enfermedad, indicaba finalmente, conduce al estupor y al comportamiento infantil.