lunes, 23 de noviembre de 2015

El copago en la asistencia residencial

Según acuerdo del CT, los beneficiarios participarán en el coste de los servicios de atención residencial en función de su capacidad económica y del coste del servicio. Para fijar la participación del beneficiario, se tendrá en cuenta la distinción entre servicios asistenciales y de manutención y hoteleros, de acuerdo con lo previsto en la LAPAD.
A los solos efectos de determinar la participación económica de las personas en situación de dependencia, se fija inicialmente entre 1.100 y 1.600 euros mensuales como referencia del coste del servicio residencial. Dichos costes podrán incrementarse hasta un 40%, en el caso de que este servicio implique una mayor intensidad de atención o cuidados.
Los costes de referencia se fijan en relación con los precios de concertación de plazas y la ley dice que serán actualizados anualmente de conformidad con el IPREM.
La aportación de la persona beneficiaria irá destinada en primer lugar a financiar los gastos de manutención y hoteleros, en parte o en su integridad en función de su capacidad económica.
La determinación de la participación económica de la persona beneficiaria se realizará mediante la aplicación de la siguiente fórmula matemática, que garantiza la progresividad en la participación.
PB = CEB – CM
Donde:
PB: participación económica de la persona beneficiaria en el coste del servicio de atención residencial.
CEB: Capacidad económica de la persona beneficiaria.
CM: Cantidad mínima para gastos personales, referenciada al 19% del IPREM mensual.
Si la cuantía resultante de la aplicación de la fórmula es negativa, la persona beneficiaria no participará en el coste del servicio de atención residencial.
Los costes de manutención y hoteleros se garantizarán en todo o en parte a quienes carezcan de ingresos suficientes.
Una vez determinada la participación en el coste de los servicios, se establece una cantidad de referencia para gastos personales que será del 19 % del IPREM mensual. No obstante, las comunidades autónomas podrán establecer cuantías inferiores a esta cantidad de referencia.
La Administración competente podrá compatibilizar los sistemas que tenga establecidos, sobre reconocimiento de deuda, con lo previsto en este documento, en los casos en que la aportación de la persona beneficiaria no sea suficiente para abonar en su totalidad su participación en el coste del servicio. En todo caso, la ejecución de la deuda no se llevará a cabo sobre la vivienda habitual, en los casos en los que tengan su vivienda habitual las personas y con los requisitos a los que se refiere el punto 4.2 de este documento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario