martes, 17 de noviembre de 2015

Cuidados profesionales de la dependencia

La Resolución de 3 de noviembre de 2015 recoge el acuerdo del Consejo Territorial sobre acreditación de centros y servicios del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia. En él se fijan los criterios comunes de acreditación de centros, servicios y entidades y se renueva el compromiso de seguir avanzando en la cualificación profesional de los profesionales que intervienen en el Sistema de la Dependencia (SAAD).
En dicho acuerdo se indica que los requisitos y estándares sobre recursos humanos irán dirigidos a garantizar la adecuada prestación del servicio, tanto en número de profesionales, como en su formación y actualización para el desempeño del puesto de trabajo.
La Resolución indica que las categorías profesionales que no se correspondan con titulaciones universitarias, se fijarán con los perfiles profesionales más acordes a las funciones que deban realizar. Se basarán en la cualificación, acreditada a través de los correspondientes títulos de formación profesional, certificados de profesionalidad o vías equivalentes, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación Profesional y los Reales Decretos que la desarrollan.
Los directores y las directoras de los centros deberán contar con titulación universitaria y haber realizado formación complementaria en dependencia, discapacidad, geriatría, gerontología, dirección de Centros Residenciales, u otras áreas de conocimiento relacionadas con el ámbito de atención a la dependencia, salvo en los puestos ya ocupados, en los que el director o directora tendrá como mínimo tres años de experiencia en el sector y contará con la formación complementaria anteriormente reseñada.
Los cuidadores, las cuidadoras, los gerocultores y gerocultoras que presten sus servicios en centros o instituciones sociales deberán acreditar la cualificación profesional de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales, establecida por el Real Decreto 1368/2007, de 19 de octubre.
A tal efecto, se considerarán los siguientes títulos y certificado:
Técnico/a en Cuidados Auxiliares de Enfermería o los títulos equivalentes.
Técnico en Atención a Personas en Situación de Dependencia, regulado por el Real Decreto 1593/2011, de 4 de noviembre, o el título equivalente de Técnico de Atención Sociosanitaria o cualquier otro título o certificado que se publique con los mismos efectos profesionales.
Certificado de Profesionalidad de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales, regulado por el Real Decreto 1379/2008, de 1 de agosto.
Quienes realicen las funciones de asistencia personal a personas en situación de dependencia y los/as auxiliares de ayuda a domicilio, deberán acreditar la cualificación profesional de Atención sociosanitaria a personas en el domicilio.
Las titulaciones o los certificados de profesionalidad hacen referencia a los cuidadores, las cuidadoras, los gerocultores y las gerocultoras, así como el Certificado de Profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas en el domicilio regulado por el Real Decreto 1379/2008, de 1 de agosto, o el equivalente certificado de profesionalidad de la ocupación de auxiliar de ayuda a domicilio, regulado en el Real Decreto 331/1997, de 7 de marzo, o en su caso, cualquier otro título o certificado que se publique con los mismos efectos profesionales.
La resolución indica que las personas que tengan una edad igual o superior a 55 años a 31 de diciembre de 2015, que estén desempeñando sus funciones en las categorías profesionales de Cuidador/Gerocultor y de Auxiliares de Ayuda a Domicilio y acrediten una experiencia de al menos tres años, con un mínimo de 2.000 horas trabajadas en esas categorías profesionales en los últimos 10 años, quedarán habilitadas de forma excepcional en la categoría que corresponda, en el ámbito de su comunidad autónoma. Esta habilitación solo tendrá efecto para el trabajador en el ámbito de esa comunidad autónoma donde presta sus servicios.
Las habilitaciones referidas serán expedidas por las administraciones competentes en Servicios Sociales y Dependencia (CCAA), que desarrollaran el procedimiento para la concesión de las mismas.
Los requisitos relativos a las cualificaciones profesionales serán exigibles a 31 de diciembre de 2017, y en todo caso, cuando finalicen los procesos de acreditación de la experiencia laboral que se hayan iniciado en esa fecha.
Hasta que finalice dicho plazo la falta de acreditación no tendrá efectos sobre los trabajadores que estén participando en estos procesos, o en un programa formativo que le habilite para el desempeño de estas categorías profesionales, ni sobre las empresas o entidades prestadoras de la atención, ni afectará a las Administraciones Públicas, hasta la finalización de los procedimientos de acreditación, garantizando de este modo la estabilidad en el sector.
La entidad prestadora de los servicios, con la participación de la representación legal de los trabajadores, deberá elaborar y desarrollar planes de formación para el conjunto de sus trabajadores.
Las Administraciones competentes, con la colaboración de los interlocutores sociales, realizarán las siguientes actuaciones en materia de recursos humanos:
  • Mantener el compromiso de seguir avanzando en el cumplimiento del proceso de acreditación de la cualificación profesional.
  • Dar continuidad a las actuaciones iniciadas para que las Comunidades Autónomas e interlocutores sociales completen la identificación del número real de trabajadores y trabajadoras que no tienen acreditada las cualificaciones profesionales requeridas en el Acuerdo.
  • Las Comunidades Autónomas continuarán con las convocatorias de acreditación y evaluación de las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral o vías no formales de formación.
  • La Administración General del Estado fijará los mecanismos necesarios para la puesta en marcha de las convocatorias precisas que den respuesta a las necesidades de acreditación de las Comunidades Autónomas, detectadas/identificadas por estas.
  • Previo a la convocatoria estatal, los departamentos de las administraciones autonómicas competentes en realizar los procesos de acreditación de la experiencia laboral, certificarán el número de profesionales sin acreditación requerida, por categoría profesional.
  • Las Comunidades Autónomas que han completado los procesos de acreditación, también expedirán el certificado correspondiente.
  • Solicita implicación efectiva de las administraciones competentes y de los interlocutores sociales para garantizar que las medidas adoptadas en materia de cualificaciones profesionales se continúen aplicando a 1 de enero de 2016.
  • Hoy día, las nuevas contrataciones de profesionales deberán poseer la cualificación profesional establecida y acreditada mediante los títulos de formación profesional o los certificados que se determinan.
  • Las administraciones competentes, así como los interlocutores sociales, informarán a las personas trabajadoras sobre las actuaciones que se están llevando a cabo para alcanzar la cualificación de la totalidad de profesionales objeto del presente Acuerdo

No hay comentarios:

Publicar un comentario