jueves, 12 de noviembre de 2015

Demencia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la demencia como “un síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria”.En el mundo entero, según dicha organizaciñón hay unos 47,5 millones de personas que padecen demencia, y cada año se registran 7,7 millones de nuevos casos. La enfermedad de Alzheimer, que es la causa de demencia más común, acapara entre un 60% y un 70% de los casos. La demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en el mundo entero. Tiene un impacto físico, psicológico, social y económico en los cuidadores, las familias y la sociedad.
Un grupo de expertos del Consejo de Europa la definía en 1997 como «La situación en que se encuentran aquellas personas que por la falta o la pérdida de capacidad física, psíquica o intelectual tienen necesidad de una asistencia y/o ayuda importante para las actividades de la vida diaria».
Es consecuencia hablamos de una enfermedad adquirida. Puede provenir de diversas causas. Su evolución normalmente es lenta, pero siempre progresiva e irreversible. Dicha enfermedad provoca un deterioro cognitivo persistente que afecta la capacidad individual para llevar a cabo actividades personales, profesionales o sociales. Imposibilita a las personas que la padecen para llevar a cabo por sí solas las actividades personales imprescindibles para la vida independiente. Las personas dependientes requieren, por tanto, de la ayuda de otras personas que les prestan la asistencia y/o el suministro de medios materiales, equipamiento, ayudas técnicas para poder superar sus limitaciones. La demencia tiene, por tanto, un impacto físico, psicológico, social y económico en los cuidadores, las familias y la sociedad según la OMS.
La demencia se manifiesta bajo 4 “subtypes”:
·        Enfermedad de Alzheimer
·        La demencia vascular
·        La demencia por cuerpos de Lewy
·         Las demencias fronto-temporales.
La enfermedad de Alzheimer es la más frecuente. Según Jellinger, el 86 % de las demencias se manifiestan con síntomas clínicos de la enfermedad de Alzhéimer.
La OMS indica en un estudio que en 2010 había unos 35,6 millones de personas que padecían demencia en el mundo, y cada año se registran 7,7 millones de nuevos casos.

Signos y síntomas que manifiestan la Demencia
La demencia afecta a cada persona de manera diferente, dependiendo del impacto de la enfermedad y de la personalidad del sujeto antes de empezar a padecerla. Se detecta a través de los primeros signos y síntomas que da la enfermedad y para conocer el estadio en el que se encuentra la persona enferma se clasifican en tres etapas: temprana, intermedia y tardía.
Etapa temprana: Muchas veces pasa desapercibida, ya que el inicio es paulatino. Los síntomas más comunes incluyen:
  • Tendencia al olvido.
  • Pérdida de la noción del tiempo.
  • Desubicación espacial, incluso en lugares conocidos.

Etapa intermedia: a medida que la demencia evoluciona hacia la etapa intermedia, los signos y síntomas se vuelven más evidentes y más limitadores. En esta etapa los signos son:
  • Empiezan a olvidar acontecimientos recientes, así como los nombres de las personas. 
  • Se encuentran desubicadas en su propia casa. 
  • Tienen cada vez más dificultades para comunicarse.
  • Empiezan a necesitar ayuda con el aseo y cuidado personal.
  • Sufren cambios de comportamiento, por ejemplo, dan vueltas por la casa o repiten las mismas preguntas.
Etapa tardía: Es la última etapa de la enfermedad, la dependencia y la inactividad son casi totales. Las alteraciones de la memoria son importantes y los síntomas y signos físicos se hacen más evidentes. 

Los síntomas incluyen:
  • Una creciente desubicación en el tiempo y en el espacio.
  • Presenta dificultades para reconocer a familiares y amigos.
  • Cada vez necesitan una mayor ayuda para el cuidado personal.
  • Presentan dificultades para caminar;
  • Presentan alteraciones del comportamiento que pueden exacerbarse y desembocar en agresiones. 
Más información en la página National Institute of Neurological Disorders and Stroke: Las demencias: Esperanza en la investigación. Puede encontrarse información de interés también para este tema en diversas páginas de Internet, entre ellas: 

La Guía de PrácticaClínica sobre la Atención Integral a las Personas con Enfermedad de Alzheimer yotras Demencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario