miércoles, 18 de noviembre de 2015

Prestaciones y Catálogo de servicios de atención a la Dependencia

Según se indica en la LAPAD, las ayudas a las personas dependientes pueden tener la naturaleza de servicios y de prestaciones económicas e irán destinadas a la promoción de la autonomía personal.
  • Los servicios tienen carácter prioritario y se prestarán a través de la oferta pública de la Red de Servicios Sociales por las respectivas Comunidades Autónomas, mediante centros y servicios públicos o privados concertados debidamente acreditados.
  • De no ser posible la atención mediante alguno de estos servicios, en los convenios a que se refiere el artículo 10 de la LAPAD, se incorporará la prestación económica vinculada establecida en el artículo 17 de la misma Ley. Esta prestación irá destinada a la cobertura de los gastos del servicio previsto en el Programa Individual de Atención (PIA) al que se refiere el artículo 29 de la LAPAD, debiendo ser prestado por una entidad o centro acreditado para la atención a la dependencia.
Las prestaciones han de dirigirse hacia el logro de una mejor calidad de vida y autonomía personal de las personas dependientes, respetando la igualdad de oportunidades y de acuerdo con los siguientes objetivos:
  • Facilitar una existencia autónoma en su medio habitual, todo el tiempo que desee y sea posible.
  • Proporcionar un trato digno en todos los ámbitos de su vida personal, familiar y social, facilitando su incorporación activa en la vida de la comunidad.
El beneficiario podrá, excepcionalmente, recibir una prestación económica para ser atendido por cuidadores no profesionales, siempre que se den condiciones adecuadas de convivencia y de habitabilidad en su vivienda y así lo establezca su Programa Individual de Atención (PIA).
Las personas en situación de dependencia podrán recibir una prestación económica de asistencia personal en los términos que fija el artículo 19 de la LAPAD.
La prioridad en el acceso a los servicios vendrá determinada por el grado y nivel de dependencia y, a igual grado y nivel, por la capacidad económica del solicitante.
La capacidad económica se determinará reglamentariamente a propuesta del Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (CT), en atención a la renta y el patrimonio del solicitante. En la consideración del patrimonio se tiene en cuenta la edad del beneficiario y el tipo de servicio que se presta.