miércoles, 18 de noviembre de 2015

Prevención de las situaciones de dependencia

La Ley indica que es preciso prevenir la aparición, el agravamiento de enfermedades o nuevas discapacidades y de sus secuelas y para ello deben tomarse medidas de prevención mediante el empleo de servicios. Dichos servicios se deben coordinar entre los servicios sociales y de salud, con programas específicos de carácter preventivo y de rehabilitación dirigidos a las personas mayores y personas con discapacidad.
El Consejo Territorial (CT) es el que acuerda los criterios, recomendaciones y condiciones mínimas que deberían cumplir los Planes de Prevención de las Situaciones de Dependencia que elaboren las CCAA o Administración que, en su caso, tenga la competencia en la materia. En todos los casos deben determinar las intensidades de los mismos en función del grado de dependencia y serán aplicables en su correspondiente ámbito territorial y en los tres grados de dependencia.
Este servicio puede ser compatible con los programas de teleasistencia, de ayuda a domicilio, de los centros de día y residenciales.