martes, 24 de noviembre de 2015

Reintegro de las prestaciones

La LAPAD indica que las prestaciones indebidamente percibidas por los perceptores deben reintegrarse a la Administración que las ha otorgado. Se trata de prestaciones percibidas en exceso o las derivadas de una participación insuficiente en el copago del coste del servicio que recibe el solicitante.
Al comprobar que dichas percepciones son superiores a lo que le corresponde, deberá devolverlas a la Administración que las concede. Están obligadas a ello las personas beneficiarias, pero responderán solidariamente de la obligación los representantes legales de la persona beneficiaria, cuando exista una declaración de incapacidad judicial.
En caso de fallecimiento de la persona en situación de dependencia obligada al reintegro, la obligación de satisfacer las cantidades pendientes de restitución se transmiten a sus causahabientes. Éstos responderán de dicha obligación, no sólo con los bienes de la herencia, sino también con los suyos propios, en el supuesto de no haberse aceptado la herencia a beneficio de inventario. Las cantidades a reintegrar tendrán la consideración de ingresos de derecho público, resultando de aplicación para su cobranza lo previsto en la Ley 47/2003, de 26 de noviembre, General Presupuestaria o en su caso, en las normas que pudieran resultar de aplicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario