viernes, 20 de noviembre de 2015

Seguridad Social de los cuidadores no profesionales

La LAPAD, en su artículo 18, al regular la prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales, establecía originariamente que el cuidador debía ajustarse a las normas sobre afiliación, alta y cotización a la Seguridad Social que se determinaban reglamentariamente. Asimismo, en la disposición adicional cuarta de la LAPAD se establecía que el Gobierno determinaría la incorporación a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales en el régimen que les correspondiera, así como los requisitos y procedimiento de afiliación, alta y cotización. Todo ello se especificó en el RD 615/2007.
¿A quién se entendía por cuidador/a profesional de una persona dependiente? A su cónyuge y sus parientes por consaguinidad, afinidad o adopción, hasta el tercer grado de parentesco.
Además, cuando la persona en situación de dependencia tenía su domicilio en un entorno caracterizado por insuficiencia de recursos públicos o privados acreditados, en zonas despobladas o circunstancias geográficas o de otra naturaleza que impidieran o dificultasen otras modalidades de atención, la ley indicaba que la administración competente podía, excepcionalmente, permitir la existencia de cuidados no profesionales por parte de una persona de su entorno que, aun no teniendo el grado de parentesco señalado, residiera en el municipio de la persona dependiente o en uno vecino, y lo hubiera hecho durante el periodo previo de un año.
Los cuidadores, en cualquiera de los casos, con las excepciones de rigor, quedaban incluidos obligatoriamente en el campo de aplicación del Régimen General de la Seguridad Social y en situación asimilada al alta, mediante la suscripción de un convenio especial regulado.
La afiliación era a efectos de las prestaciones de jubilación y de incapacidad permanente y muerte y supervivencia, derivadas de accidente, cualquiera que fuera su carácter, o de enfermedad, con independencia de su naturaleza.
El RD 615/2007 indicaba que la cotización a la Seguridad Social, así como la correspondiente a las acciones formativas de los cuidadores no profesionales, sería asumida directamente por la Administración General del Estado vía IMSERSO.


En el momento de la eliminación de este derecho a los cuidadores familiares no profesionales, según la comunicación del IMSERSO al Tribunal de Cuentas, el número medio mensual de cuidadores no profesionales en situación asimilada al alta en la Seguridad Social había sido hasta entonces el siguiente:


Número medio mensual de cuidadores no profesionales en situación de asimilada al alta
Ejercicio
Número medio mensual
%
Variación
2007
(1)
---
2008
22.239
---
2009
70.882
219
2010
126.921
79
2011
162.113
28
(1) El IMSERSO no dispone de datos medios 
mensuales relativos al ejercicio 2007. Datos del Tribunal de Cuentas.


El IMSERSO comunica al Tribunal de Cuentas que no dispone de datos medios mensuales relativos al ejercicio 2007. 

En la siguiente tabla podemos ver el total de las cuotas devengadas y que se suspenden ya en el ejercicio del 2012. El total de las mismas asciende a 1.015.341.136 euros, una cantidad más que pierde la dependencia.

CUOTAS SEGURIDAD SOCIAL CUIDADORES NO PROFESIONALES
Período 2007-2011
(En euros)
Ejercicio
Cuotas devengadas
(1)
Importe imputado al presupuesto IMSERSO
Importe pendiente de aplicar a presupuesto
(2)
2007
16.237.986
---
16.237.986
2008
49.935.279
16.237.986
49.935.279
2009
275.714.443
56.525.500
269.124.222
2010
318.708.852
122.204.687
465.628.387
2011
354.744.576
31.721.699
788.651.264
TOTAL
1.015.341.136
226.689.872
788.651.264
                               
(1) Excepto para el ejercicio 2007 (Inicio de la aplicación de la Ley 39/2006), en cada ejercicio se consideran cuotas devengadas las correspondientes al mes de diciembre del ejercicio anterior y las devengadas de enero a noviembre de dicho ejercicio.
(2) La columna “Importe pendiente de imputar a presupuesto” refleja el importe acumulado al cierre del ejercicio indicado.
 Fuente: Informe del Tribunal de Cuentas nº 977.

La cotización a la Seguridad Social de las cuidadores/es no profesionales por parte del IMSERSO desaparecería más tarde, con motivo de la publicación del RDL 20/2012 del Gobierno del PP (ley de los recortes).
En la justificación del RDL se decía: “Resulta determinante dar un nuevo tratamiento al sistema de la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales de las personas en situación de dependencia”. Así, en la Disposición transitoria decimotercera del RDL 20/2012 se indica:
“Los convenios especiales en el Sistema de la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales de las personas en situación de dependencia previstos en el Real Decreto 615/2007, de 11 de mayo, por el que se regula la Seguridad Social de los cuidadores de las personas en situación de dependencia, existentes a la fecha de entrada en vigor de este real decreto-ley, se extinguirán el día 31 de agosto de 2012, salvo que el suscriptor solicite expresamente el mantenimiento del mismo con anterioridad al día 1 de noviembre de 2012, en cuyo caso se entenderá subsistente dicho convenio desde el día 1 de septiembre de 2012.
En este último caso, desde el día 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre de 2012 la cotización a la Seguridad Social tendrá una reducción del 10% en el total de la cuota a abonar, siendo a cargo de la Administración General del Estado el 5% del total de la cuota y el 85% restante a cargo del cuidador no profesional.
A partir del día 1 de enero de 2013, el convenio especial será a cargo exclusivamente del cuidador no profesional”.
De este modo, se suprimía el abono de la afiliación a la Seguridad Social, por parte del IMSERSO, a los cuidadores no profesionales de los dependientes.