miércoles, 18 de noviembre de 2015

Servicio de ayuda a domicilio


El servicio de ayuda a domicilio lo constituye el conjunto de actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de las personas en situación de dependencia, con el fin de atender las necesidades básicas de su vida diaria e incrementar su autonomía, posibilitando la permanencia en su domicilio.
Son un conjunto de actuaciones que comprende la atención personal en las actividades de la vida diaria y la cobertura de las necesidades domésticas mediante los servicios previstos en el artículo 23 de la LAPAD y los que en su desarrollo puedan establecerse por las CCAA. 

La ley dice que su intensidad se definirá en el PIA y se determinará en número de horas mensuales de servicios asistenciales, según el grado de dependencia. El PIA deberá diferenciar, dentro de las horas de ayuda a domicilio, las relativas a necesidades domésticas o del hogar, de las de atención personal para las actividades de la vida diaria.
Los servicios relacionados con la atención de las necesidades domésticas o del hogar solo podrán prestarse conjuntamente con los de atención personal. Excepcionalmente y de forma justificada, podrán prestarse separadamente cuando así se disponga en el PIA. En él, la Administración con competencia establecerá la gradualidad de las intensidades, según la valoración de la situación personal de dependencia.
Los servicios de ayuda a domicilio son prestados por entidades o empresas acreditadas para esta función y teniendo en cuenta  la intensidad del servicio que se reconoce en el PIA.
El RDL 20/2012 (RSL de los recortes) modificó este servicio diciendo que era necesario determinar que "los servicios relacionados con las necesidades domésticas solo pueden ser reconocidos conjuntamente con los de atención personal". En la Disposición transitoria duodécima de la misma  se dice que:
En los procedimientos en los que haya recaído resolución de reconocimiento de prestaciones con anterioridad al 15 de julio de 2012 (Ley de los recortes), las Administraciones competentes podrán realizar las adaptaciones necesarias para adecuar la intensidad del servicio de ayuda a domicilio, a las previstas al anexo II del RD 1051/2013. 
En su Disposición transitoria duodécima. Intensidad de protección del servicio de ayuda a domicilio se indica que:

"Hasta tanto se desarrolle reglamentariamente, en los procedimientos iniciados con anterioridad a la entrada en vigor de este RDL 20/2012, en los que no haya recaído resolución administrativa de reconocimiento de prestaciones, así como en los procedimientos iniciados con posterioridad a dicha fecha, las intensidades de protección de los servicios establecidas para cada grado de dependencia serán las siguientes":
– Grado III. Gran dependencia: entre 46 y 70 horas mensuales.
– Grado II. Dependencia severa: entre 21 y 45 horas mensuales.
– Grado I. Dependencia moderada: máximo 20 horas mensuales.
En tanto se realicen las citadas adaptaciones serán de aplicación las siguientes intensidades:
Intensidad del servicio de ayuda a domicilio según grado y nivel de dependencia

Grado y nivel
Horas de atención
Grado III. Gran Dependencia
Nivel 2
Entre 70 y 90 horas mensuales.
Nivel 1
Entre 55 y 70 horas mensuales.
Grado II. Dependencia severa
Nivel 2
Entre 40 y 55 horas mensuales.
Nivel 1
Entre 30 y 40 horas mensuales.
Grado I. Dependencia moderada
Nivel 2
Entre 21 y 30 horas mensuales.
Nivel 1
Entre 12 y 20 horas mensuales.