martes, 15 de diciembre de 2015

Intensidad de los servicios de promoción de la autonomía personal

El artículo 6 del Real Decreto 1051/2013 define los servicios de promoción de la autonomía personal como los destinados a “desarrollar y mantener la capacidad personal de controlar, afrontar y tomar decisiones acerca de cómo vivir de acuerdo con las normas y preferencias propias y facilitar la ejecución de las actividades básicas de la vida diaria”.
Entre ellos menciona los destinados a “la autonomía personal, los de asesoramiento, orientación, asistencia y formación en tecnologías de apoyo y adaptaciones que contribuyan a facilitar la realización de las actividades de la vida diaria, los de habilitación, los de terapia ocupacional así como cualesquiera otros programas de intervención que se establezcan con la misma finalidad”.
Como en todos los servicios, la intensidad dice que se adecuará a las necesidades personales de promoción de la autonomía, a la infraestructura de los recursos existentes y a las normas que se establezcan por la correspondiente comunidad autónoma o Administración que, en su caso, tenga la competencia.
Para las personas a quienes ya se haya reconocido el grado I, dependencia moderada, considera  servicios de promoción para la autonomía personal los siguientes:
  • Los de habilitación y terapia ocupacional.
  • Atención temprana.
  • Estimulación cognitiva.
  • Promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional.
  • Habilitación psicosocial para personas con enfermedad mental o discapacidad intelectual.
  • Apoyos personales y cuidados en alojamientos especiales.
La concreción de la intensidad se determina en el PIA, en conformidad con las horas mensuales que establezca el correspondiente dictamen técnico, en función de las actividades de la vida diaria en las que la persona en situación de dependencia precise apoyos o cuidados. 
Cada CCAA establece su programa de atención e intensidades. Las comunidades autónomas también pueden realizar programas y acciones de carácter complementario a las prestaciones contenidas en el programa individual de atención. Entre ellas la Ley reconoce el asesoramiento, acompañamiento activo, orientación, asistencia y formación en tecnologías de apoyo y adaptaciones, que contribuyan a facilitar la realización de las actividades de la vida diaria.


Intensidad del servicio de promoción de la autonomía personal para las personas en situación de dependencia
Para el servicio de promoción de la autonomía personal se establece la siguiente intensidad, sin perjuicio de lo previsto específicamente para el servicio de atención temprana, y el servicio de promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional:
  • Grados I y II: un mínimo de doce horas mensuales de atención o su equivalente en sesiones.
  • Grado III: un mínimo de ocho horas mensuales de atención o su equivalente en sesiones.
Para el servicio de atención temprana, se establece la siguiente intensidad:
  • Grados I, II y III: un mínimo de seis horas mensuales de atención o su equivalente en sesiones.
Para el servicio de promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional, se establece la siguiente intensidad:
  • Grado I: un mínimo de quince horas mensuales de atención o su equivalente en sesiones.
  • Grado II: un mínimo de doce horas mensuales de atención o su equivalente en sesiones.
  • Grado III: un mínimo de ocho horas mensuales de atención o su equivalente en sesiones.
Establece además que las intensidades del servicio de atención temprana y del servicio de promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional podrán ser complementarias de otras previstas por los diferentes servicios establecidos por las comunidades autónomas para esta atención.



No hay comentarios:

Publicar un comentario